Abdominales.com.ar >

Abdominales oblicuos: secretos para trabajarlos

Los músculos abdominales van más allá de ayudarnos a exhibir un abdomen plano y atractivo. Estos músculos tienen un nivel de importancia alto en nuestro organismo. En este artículo te hablaremos específicamente de los músculos abdominales oblicuos, además de sugerirte algunos ejercicios efectivos para resaltar su aspecto y hacerte lucir la famosa barra de chocolates, deseada por muchos.

Abdominales Oblicuos
Abdominales Oblicuos

¿Qué son los abdominales oblicuos?

Los abdominales oblicuos son el grupo muscular más grande y más importante en la cavidad o región abdominal y se dividen en músculos oblicuos internos y músculos oblicuos externos. Se encuentran en la zona más exterior de los músculos abdominales. La cavidad abdominal está compuesta por ocho piezas en el tórax entre las costillas.

Muy a menudo, estos músculos no son visibles debido a que generalmente requieren un porcentaje muy bajo de grasa corporal. Los músculos oblicuos funcionan como un grupo de apoyo para ayudar a sacar el pecho hacia arriba y hacia abajo, mientras que los músculos abdominales se contraen.

Los músculos oblicuos interno y externo, tienen una función similar, ambos permiten que la parte superior de nuestro cuerpo pueda girar y flexionar. También tienen una participación importante en la expulsión de la orina y las heces.

Ejercicios para trabajar los abdominales oblicuos
Ejercicios para trabajar los abdominales oblicuos

Músculo oblicuo interno abdominal

Los músculos oblicuos internos se encuentran trabajando junto con los oblicuos externos. Realmente no se debe subestimar su tamaño.

Este músculo se encuentra en el nivel de la pared abdominal y se mueve justo debajo del músculo oblicuo externo. Sus dimensiones son las más pequeñas del área, pero sigue formando parte de los grandes músculos de nuestra anatomía. El oblicuo interno se encuentra justo debajo de las costillas y enmarca el recto abdominal, al igual que la parte externa. Estos dos músculos están estrechamente relacionados, como un músculo grande que se divide en dos partes, por lo que sus funciones anatómicamente son las mismas. En vista de que este músculo se encuentra por debajo del oblicuo externo, no es directamente visible.

Músculo oblicuo externo abdominal

El oblicuo externo es más superficial que el interno, este músculo participa en la retroversión de la pelvis, la flexión y la rotación del torso.

El músculo oblicuo externo se encuentra en cada lado del músculo recto del abdomen, arriba y abajo. Recuerda que el recto abdominal es el famoso “paquete de seis”, también conocido como “barra de chocolate”, por lo que conforman un par de músculos grandes en términos de su tamaño, ya que cubre la zona desde el pubis hasta el pecho. Este músculo juega un papel importante dentro de nuestra estructura, por su tamaño y peso, por lo que puede llegar a tener un papel estético muy importante.

Cómo fortalecer los abdominales oblicuos
Cómo fortalecer los abdominales oblicuos

Este músculo abdominal nos permite lograr una serie de movimientos; induce la rotación del tronco y la flexión de la parte superior del cuerpo. Cuando se ejercita correctamente y se elimina la grasa de esta zona, permite tener una cintura muy delgada, lo cual es muy apreciado por los atletas.

Si bien no es necesario que aumenten de tamaño, si deben estar lo suficientemente tonificados, al igual que los otros músculos del cinturón abdominal, por lo que se requiere un buen mantenimiento de los órganos internos. Esto acentuaría aún más la impresión de “gran tamaño”.

Ejercicios para desarrollar los oblicuos

Trabajar los oblicuos ofrece una buena rotación del tronco, un buen soporte para la columna vertebral y el buen mantenimiento de la espalda baja.

De la misma manera que se trabajan los abdominales, los oblicuos tienen cientos o incluso miles de diferentes ejercicios y métodos que cualquiera puede utilizar para entrenar y desarrollarlos, sin embargo, hay algunos ejercicios que aumentan la actividad y la tensión del músculo de manera más eficaz que otros. El día de hoy te recomendamos dos ejercicios que te ayudarán a desarrollar correctamente los oblicuos:

Contracción oblicua hacia los pies

La contracción del oblicuo es un ejercicio básico que se practica para trabajar los músculos oblicuos y fortalecer la cintura mientras que se fortalece también el músculo recto del abdomen muscular. Hay muchas variaciones de contracción para trabajar los músculos abdominales.

  1. Acuéstate sobre tu espalda.
  2. Cruza las piernas, una encima de la otra.
  3. Pon tus manos detrás de las orejas con los codos muy separados.
  4. Lleva el hombro hasta la rodilla de la pierna opuesta y contrae los abdominales.
  5. Realiza de 12 a 15 repeticiones con cada pierna.

Revestimiento lateral

A través de este ejercicio, puedes trabajar los músculos oblicuos sin moverte. Para ejecutarlo necesitarás una posición lateral apoyándote en tu antebrazo, asegurándote de tener las dos piernas una sobre la otra. Luego, debes asegurarte de lograr un alineamiento perfecto del cuerpo, entre las piernas, la pelvis y el tronco. Si la posición resulta fácil puedes hacer más trabajo de los abdominales oblicuos levantando y bajando repetidamente la pierna superior.

Debes procurar mantener la posición durante unos 45 segundos y repetir del otro lado. Si te parece difícil, puedes tomar apoyo en las rodillas.

3 thoughts on “Abdominales oblicuos: secretos para trabajarlos”

  1. Exclente información, todos sabemos lo dificiles que son de marcar los abdominales oblicuos, a mi me llevó mucho tiempo y sacrificio hasta que finalmente lo logré, comparto estas técnicas sin duda

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *